Yo

Yo
YO, tu hija no deseada sólo necesaria. "SALIRSE DEL CLOSET" es la frase que define a los homosexuales que al fin se atreven a alcanzar su libertad, declarándose ante el mundo en toda la dimensión de su orientación sexual. Durante años se consideraron una "minoría excluída" de la sociedad, por eso aceptaban matrimonios bizarros, como el que le ofreció mi padre a mi enamoradísima madre, quien en el tránsito de sus 11 meses de casada y 8 de mi embarazo, al saber la verdad, optó por morir en mi parto de forma "heróica", y quedé yo...a quien mi padre nunca quiso y a los 4 años abandonó sin volver nunca a saber de mi, pues no está en la esencia del gay tener un hijo de su simiente, si montar el show como el de Ricky Martin a través de vientres alquilados o adopciones entre cámaras y noticias de la "prensa rosa". Hablo en nombre de esos hijos, que sin pedir venir al mundo nos trajeron como objetos utilitarios hasta que nuestros padres decidieran sus vidas, y una vez hecho, nos quedamos abandonados a nuestra suerte, sin familia, calor de hogar ni nada a lo que tiene derecho un ser humano, más aún un niño. Fuimos "COSAS" de desecho. Por éso en este blog denuncio que la verdadera MINORIA EXCLUIDA Y CONDENADA A NO TENER NINGUN DERECHO AL CUIDADO Y ATENCIÓN, POR UNA SOCIEDAD HEDONISTA Y SIN AMOR, SOMOS NOSOTROS, no nuestros padres que ya están aceptados por la sociedad y formaron su propio movimiento social con todas sus garantías, deberes y derechos. Como adulta confieso ¿con qué derecho mi padre me condenó a llevar en mi corazón y alma heridas que nunca han sanado por completo? Reflexionen y piensen dónde está la verdad de toda esta farsa.

miércoles, 2 de diciembre de 2015

La cercanía con los gays no es nueva entre las divas de la música, tanto de la esfera latina como de la anglo. Figuras como Madonna, Kylie Minogue, Cher, Gloria Gaynor y Gloria Trevi han sido elevadas a lo más alto por esa comunidad. Claro que en el caso de Yuri el tema tiene otras connotaciones: desde mediados de los noventa, la mexicana abrazó fuertemente el cristianismo, lo que la llevó incluso a abandonar el pop por varias temporadas, para dedicarse a la música religiosa. En su iglesia, la voz habitual ha cuestionado a la homosexualidad, y rechaza iniciativas como el matrimonio entre personas del mismo sexo.

“Yo amo a los gays porque Dios me dice”

Yuri / EFE
Yuri / EFE
Aunque la mexicana, practicante del cristianismo, se guía por sus propias convicciones, no apoya el matrimonio igualitario. Con 30 años de carrera, se atrevió a componer por primera vez
    La cercanía con los gays no es nueva entre las divas de la música, tanto de la esfera latina como de la anglo. Figuras como Madonna, Kylie Minogue, Cher, Gloria Gaynor y Gloria Trevi han sido elevadas a lo más alto por esa comunidad. Claro que en el caso de Yuri el tema tiene otras connotaciones: desde mediados de los noventa, la mexicana abrazó fuertemente el cristianismo, lo que la llevó incluso a abandonar el pop por varias temporadas, para dedicarse a la música religiosa. En su iglesia, la voz habitual ha cuestionado a la homosexualidad, y rechaza iniciativas como el matrimonio entre personas del mismo sexo.
    Yuri quiere ofrecer una mirada diferente, y para eso saca a relucir las escrituras, además de su propia experiencia: “Mi ejemplo a seguir es Jesús. La Biblia dice que Jesús estuvo con los pecadores, que vino por los pecadores, no por los buenos. Yo amo a los gays, porque Dios me dice que los ame. No soy juez de ellos. Yo era adúltera, ¿entonces yo también me tengo que ir al infierno?”.
    —¿Está de acuerdo con el matrimonio gay?  
    —A lo mejor no estoy de acuerdo, a lo mejor dentro de mi fe hay algo que me frena, pero no quiere decir que no los ame. No porque yo lo diga tienen que hacerlo, o tienen que excluirlos. No hay que señalar o crucificar a las personas, no tenemos la autoridad para hacerlo, y hay una parte de la Iglesia que crucifica a las personas.
    —¿Qué es para usted ser ícono gay?
    —Es una satisfacción. La comunidad es exigente, y qué bueno que sean así, porque me han hecho crecer, ser muy creativa. Ellos me han enseñado a no quedarme.
    —¿Qué la llevó a atreverse a componer recién ahora, con más de 50 años y cerca de 30 de carrera?
    —Porque siento que para contar tus historias tienes que estar sano. A veces no estás listo para contar las historias que han fragmentado parte de tu corazón. Yo, al pasar el tiempo y al ser cristiana, he sanado muchas heridas, cosas de mis amores pasados.
    —Su disco se llama Invencible... ¡Qué título que le puso!
    —Totalmente, así como que "ah, ahora ésta se cree la Supergirl" (risas). Cuando me metí a componer, estoy pasando por situaciones muy difíciles en mi vida, como la muerte de mi hermano, que lo atropellaron a los 51 años, era un hombre joven, sano. Vino un cambio de management, que para mí fue como un divorcio, después de 25 años juntos. Fue un proceso muy duro, muchas cosas se movieron a mi alrededor. Entonces, cuando me senté a componer, ésa ("Invencible") fue la primera canción que salió.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada